[Foto del día] – Para cazar elefantes en Finlandia…

…hace falta un arma así. El Lahti L-39 era un arma anti-tanque de fabricación finlandesa de 20mm. Apodada “Norsupyssy” (Que se puede traducir crudamente a “arma para elefantes”, haciendo referencia a los grandes rifles que se utilizaban para la caza de dicho animal), la producción del Lahti comienza a finales de 1939. Su diseñador, Aimo Lahti, diseñó el Lahti L-39 en el verano de 1939 llegando a producir dos ejemplares. Su oposición era el prototipo de un rifle anti-tanque de 13mm, preferido por el ejército finlandés por que creían que superaría al prototipo de 20mm en poder de penetración.

Ambos diseños se probaron y finalmente el rifle de 20mm de Aimo Lahti fué seleccionada para prestar servicio a pesar de que ambas armas eran similares en cuanto a penetración y velocidad inicial. Sin embargo, el ejemplar de 20mm demostró mayor fragmentación a la hora de penetrar el blindaje, indicando mayor daño. El arma completa pesaba casi 50kg, el cargador sólo podía pesar unos 2kg. Generalmente el arma era transportada a caballo, aunque a veces los soldados debían moverla por el campo de batalla como sea. El arma contaba con un bípode doble, dos pares de pies con “pinches” para clavarse en suelo duro y uno con “deslizadores” para su uso en la nieve, por otra parte contaba con una mira ajustable calibrada para efectuar disparos de 200 a 1.600 metros.

Operada a gas, semi-automática y con el cargador ubicado en la parte superior del arma, el Lahti L-39 fué enviado al frente durante la Guerra del Invierno (1939/40) en números muy limitados (según algunas fuentes, sólo dos ejemplares). Su primera acción contra los soviéticos fué en el 30 de Noviembre de 1939, un pelotón anti-tanque asignado al Destacamento Metsäpirtti desplegado en las inmediaciones del Lago Ladoga estaba equipado con dos rifles Lahti. Este destacamento debía cubrir la retirada del “Grupo Rautu” que formaba parte del “Ejército del Istmo” El 20mm, que era una de las pocas armas anti-tanque disponibles para los Finlandeses, demostró ser efectiva contra los blindados soviéticos, compuestos principalmente por tanques ligeros T-26, hasta distancias de 400 metros.

Para el comienzo de la Guerra de Continuación (1941/44), el Lahti L-39 rápidamente se estaba quedando obsoleto. Los soviéticos empleaban blindados más pesados y efectivos, tales como el T-34 y el KV-1, objetivos demasiado duros para un rifle anti-tanque de 20mm. Esto era algo común para los rifles anti-tanque en servicio en casi todo el mundo, que pasaron rápidamente a quedar obsoletos entre 1941 y 1942. Por otra parte, operar el arma era una tarea dificultosa, su tamaño y peso hacían que fuera difícil de transportar y desplegar. A pesar de esto, los finlandeses debían utilizar cualquier tipo de armamento contra los soviéticos. Además de su rol de rifle anti-tanque convencional, una tearea secundaria del Lahti fué la de devastar nidos de francotirador. Los finlandeses solían montar un muñeco vestido de oficial y exponerlo a propósito. El supuesto oficial sería un blanco prioritario para un francotirador soviético, el cuál no dudaría mucho en abrir fuego. Cerca de la “carnada”, un equipo operaba un rifle Lahti (o tal vez más de uno) esperando a que el francotirador soviético dispare y así revele su posición. Una vez que el francotirador disparaba, su posición sería alcanzada por varios disparos de un Lahti.

Existió, en escasas cantidades, una variante del Lahti L-39 completamente automático, para uso anti-aéreo. Su éxito fué limitado. Después de la guerra estos ejemplares siguieron en servicio como arma anti-helicópteros.

Lahti diseñó otra variante para uso anti-aéreo, conocida como 20 ItK 40 VKT. Eran dos cañones muy similares al Lahti L-39 unidos capaz de hacer fuego automático. La Fuerza Aérea se mostró muy interesada en este diseño y ordenó fabricar una serie de 50 armas en Enero de 1940 (encargadas a Valtion Kivääritehdas, Fábrica de Rifles del Estado) y unas 120 más para Junio de 1941. La producción comenzó recién en 1943, gracias a varios retrasos. Fueron entregadas a unidades en el frente en pequeñas cantidades ni bien salían de la cadena de producción. Se fabricaron un total de 174 ejemplares, 155 de ellos fabricados en 1943 y 19 en 1944.

En Diciembre de 1940, un coche blindado Landsverk L-182 de fabricado en Suecia recibió un Lahti L-39 que fué utilizado para reemplazar la ametralladora de 13.2mm L-35/36 que servía como armamento principal. El vehículo era operado por la 1. Divisioona (1era División).

Una vez finalizada la guerra, los Lahti siguieron prestando servicio en el ejército finlandés adaptadas a uso anti-helicóptero, pero lentamente fueron retiradas. Sobreviven algunos ejemplares, especialmente en Estados Unidos, en dónde algunos han sido “recalibrados” para aceptar municiones .50 BMG.

Otro detalle para tener en cuenta en la imágen son los cascos que usan los soldados finlandeses. El ejército finlandés tenía una colección un tanto bizarra de cascos, desde modelos alemanes hasta modelos italianos. En la imágen, los dos primeros soldados parecen estar usando el modelo M40 finlandés o el modelo M37 sueco, el de atrás lleva un casco modelo M26 de fabricación sueca.

Soldados finlandeses operan un fusil anti-tanque Lahti L-39 de fabricación local durante la Guerra de Continuación, fecha desconocida.

 

Como de costumbre, pueden darle click derecho a la imágen y seleccionar “Ver Imágen” para verla en su tamaño original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s